Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

Crónica de un reencuentro

En la ciudad de Barakaldo, en el Centro Cívico Clara Campoamor, se celebró la presentación del libro “La otra cara del Parkinson”. Para ello vino desde Blanes (Girona), Antonio Olmo, autor de la idea de proponer un concurso de pequeños relatos escritos por personas afectadas de Parkinsony destinados a los afectados de Parkinson. Posteriormente se pensó en crear un libro con todos ellos.

Antonio, llegó el día 16, pero no fue hasta el día 17 por la mañana, cuando llegó a los últimos minutos del ensayo del grupo coral de la Asociación Parkinson Barakaldo. Estuvo escuchando con atención y, una vez concluido el ensayo, nuestro presidente, Javier Calderón, se lo presentó a los miembros de la coral. Antonio y yo nos saludamos dibujando en nuestro recuerdo algunos momentos que vivimos en el II Encuentro Unidos Contra el Parkinson, celebrado en Lloret de Mar en Octubre de 2009, donde le conocí y donde tuve por primera vez en mis manos el libro.

“Este libro no tiene precio” decía Olmo en su presentación.

Indudablemente pienso que es así, no por el coste o no que haya generado, sino por lo entrañable y personal de cada relato. Sus páginas tienen palabras que brotan desde el corazón, con la tristeza, la necesidad de transmitir sentimiento, ilusiones y, como no, la amargura de lo que la vida te regala sin haberlo pedido, pero también transmite esperanza. Sí, eso que nunca nadie debe perder.

Por difíciles que vea las cosas, la fortaleza ante la adversidad, el no dejarse doblegar con facilidad, el estar al lado de quien te necesita incondicionalmente y, por supuesto, el ser lo suficientemente humilde como para dejarse ayudar cuando se necesita, sin despotismos ni ataques de orgullo.

Debe ser un libro viajero, efectivamente. Tiene que estar en manos de todo aquel que se interese porque, de esta manera, seremos más y mejor comprendidos; los lectores serán más cómplices del enfermo de Parkinson, evitando en ocasiones malos entendidos.

Todos los que padecemos la enfermedad sabemos que el Parkinson es una enfermedad desconocida para la gran mayoría de la sociedad no afectada. Pues bien, este libro cumple esa labor de divulgación y concienciación de la sociedad.

Fue una exposición brillante donde todos los asistentes quedaron maravillados al escuchar la breve explicación de cada relato. Sus ilustraciones son exquisitamente simpáticas y tiernas, y quitan bastante dramatismo.

Antonio Olmo acabó su intervención leyendo un poema de Salvador Riera que causó un silencio profundo en la sala y, en nuestros corazones, me refiero a todos los afectados por esta enfermedad, un nudo en la garganta. “Siempre que leo este poema me emociono”, nos dijo. Para mi es un poema que resume con muchísima sensibilidad el cúmulo de sentimientos que deseamos decir y que en muchas ocasiones callamos.

Antonio firmó y dedicó con infinita paciencia los libros que fueron regalados a todos los asistentes, entablado en ocasiones una distendida conversación con todos ellos.

Me acerque para felicitarle y despedirme de él, con el cansancio reflejado en su rostro pero con la satisfacción del trabajo bien hecho. Me dijo: “No te pares”.

QUERIDO AMIGO ANTONIO, NO PARARÉ. GENTE COMO TÚ SOIS LOS QUE ME DAIS FUERZAS Y OS TENGO COMO EJEMPLO

Marisol Díaz

 

Please publish modules in offcanvas position.