Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

Ratón transgenico reproduce los síntomas tempranos del Parkinson

Investigadores de UCSF han creado el primer ratón transgénico que muestra los primeros signos de la enfermedad de Parkinson con la mutación genética que se sabe que acompaña a las formas humanas de la enfermedad.
El modelo del ratón, que expresa las mismas proteínas mutantes que los pacientes humanos de Parkinson, también muestra los primeros signos de estreñimiento y otros problemas gastrointestinales que son un presagio común de la enfermedad en seres humanos.

Como resultado, dicen los investigadores, estos animales podrían servir como medio de investigación de terapias para revertir la disfunción neurológica de la enfermedad en sus etapas iniciales.

Estos hallazgos se presentan como el artículo de portada en la revista Human Molecular Genetics del 01 de mayo 2010.

Los investigadores han sospechado desde hace tiempo que el componente neurológico del Parkinson, que causa temblores y rigidez, entre otros síntomas, es en realidad un efecto de la última etapa de una gran problema sistémico, según el genetista de UCSF Robert L. Nussbaum, MD, quien fue autor principal en el articulo.


"Este nuevo modelo convalida esta teoría imitando lo que sabemos del camino genético que conduce a la enfermedad de Parkinson, al mismo tiempo muestra los primeros síntomas que se producen en los seres humanos", dijo Nussbaum, que es Profesor en Medicina y jefe de la División de Genética Médica de la UCSF. "Esto nos dará una herramienta importante en la identificación de una intervención temprana para esta enfermedad devastadora".

La enfermedad de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más común después del Alzheimer, que afecta a un 1,5 por ciento de los adultos mayores de 55 años de edad, y se caracteriza típicamente por los trastornos motores como temblores, rigidez e inestabilidad postural.

Varias anomalías no motoras también con frecuencia acompañan de Parkinson, incluyendo la depresión, trastornos del sueño y la disfunción gastrointestinal, explicaron los investigadores. La disfunción gastrointestinal es un síntoma muy común, en el 80 al 90 por ciento de los pacientes, ya menudo precede a los síntomas motores en 10 a 15 años.

El modelo de ratón UCSF es el primero en mostrar los síntomas gastrointestinales completos, así, y es coherente con la progresión de la enfermedad en seres humanos.

Nussbaum, en colaboración con Mihael Polymeropoulos, MD, previamente había identificado a la primera forma mendeliana-heredada de Parkinson, lo que implica una mutación en el gen que produce proteínas alfa-sinucleína. Desde entonces, ha estado estudiando las raras formas hereditarias de la enfermedad para comprender mejor las vías y procesos que pueden estar implicados en los más comunes, las formas esporádicas, y crear modelos de ratón de la enfermedad que puede ayudar en el desarrollo de terapias.

El modelo actual, en el cual se basa la investigación, es fundamental en tener la misma mutación genética que causa la anomalía en la alfa-sinucleína en una forma hereditaria del Parkinson, que causa que las proteínas se adhieren entre sí para formar fibrillas insolubles en las células nerviosas. Esos grupos, conocidos como cuerpos de Lewy, a menudo se asocian con Parkinson, así como con algunas otras formas de demencia y atrofia de múltiples sistemas.

Los modelos anteriores del ratón de la enfermedad se ha basado en una sobre-expresión de alfa-sinucleína causada por una combinación de genes humanos y ratones, según el documento. El equipo de UCSF ha creado dos nuevas líneas que sólo expresan la forma humana de la proteína, con cada línea que expresa una de las dos formas mutantes que se producen en los pacientes humanos de Parkinson, según el autor Yien-Ming Kuo, PhD, en el Instituto de UCSF para humanos Genética.

En esta forma, la disfunción gastrointestinal se podía ver a los tres meses de edad, alcanzó su mayor severidad a los seis meses y persistieron hasta los 18 meses, que sigue el curso de la enfermedad humana en casos esporádicos de Parkinson, según el documento. Que la disfunción se produjo antes de que hubiera evidencia de pérdida del olfato y también antes de cualquier prueba surgió de los cambios patológicos en el tallo cerebral.

"Esto sugiere que, al menos en ratones con las proteínas humanas, estos síntomas gastrointestinales son un defecto intrínseco causado por la proteína mutante, en lugar de ser causadas por anormalidades en la función cerebral", dijo Kuo. "Este conocimiento nos puede ayudar a identificar la enfermedad mucho antes de que comience a causar problemas neurodegenerativos y evitar que se produzcan."

Puedes leer el articulo original aquï: Science Daily

Please publish modules in offcanvas position.