Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

Una nueva clase de fármacos neuroprotectores

Los investigadores han identificado un compuesto que imita a uno de los factores de crecimiento propios del cerebro y puede proteger las células del cerebro contra los daños en varios modelos animales de enfermedades neurológicas.

7,8-dihidroxiflavona es un miembro de la familia de los productos químicos de los flavonoides, que son abundantes en frutas y verduras. Efectos selectivos del compuesto sugieren que podría ser el fundador de una nueva clase de medicamentos neuroprotectores.

Los resultados fueron publicados en red esta semana en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.


Los investigadores de la Emory University School of Medicine, dirigidos por Keqiang Ye, PhD, profesor asociado de patología y medicina de laboratorio, buscaban una manera de imitar una proteína encontrada en el cerebro llamado BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro).

"BDNF se ha estudiado ampliamente por su capacidad para proteger las neuronas vulnerables a la degeneración en varias enfermedades, tales como la esclerosis lateral amiotrófica, el Parkinson y la enfermedad de Alzheimer," dice Ye. "El problema con el BDNF es la entrega. Es una proteína, por lo que no puede cruzar la barrera hematoencefalica y se degrada rápidamente."

Trabajando con Ye, estudiante postdoctoral Sung-Wuk Jang analizó un conjunto de productos químicos para encontrar a los que podrían estimular una de las proteínas en la superficie de las neuronas que se une a BDNF. Se pudo demostrar que 7,8-dihidroxiflavona envía señales de supervivencia a las células cerebrales uniendo a dos moléculas de receptor TrkB, al igual que hace el BDNF.

Además, es activa en el cerebro cuando se inyecta en la cavidad del cuerpo, lo que significa que puede cruzar la barrera hematoencefalica. Ye dice que muchos "neuroprotectores" experimentales no han tenido éxito en ensayos clínicos para enfermedades como la apoplejía y el Parkinson en la última década.

"Lo que es diferente en este caso es la nueva vía, que nos ofrecen nuevas oportunidades", dice. "Esta es la primera molécula que hemos encontrado que específicamente activa el TrkB".

7,8-dihidroxiflavona podría evitar en parte la muerte de neuronas en modelos experimentales de varias enfermedades neurológicas.

"Es probable que mucha gente toma en pequeñas cantidades de 7,8-dihidroxiflavona en sus dietas," dice Ye. "Pero el beber té verde o comiendo manzanas no dan lo suficiente para un efecto sostenido".

En el proceso de selección inicial, varios compuestos flavonoides tienen propiedades similares a 7,8-dihidroxiflavona. Ye dijo que su laboratorio ya ha identificado los compuestos que son varias veces más activo. El siguiente paso es efectuar más estudios en animales para elegir los compuestos que puedan tener los mejores perfiles farmacológicos: estables y no tóxicos.

 

Fuente: Medical News Today

Traducción: UCP

Please publish modules in offcanvas position.