Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

El párkinson empieza por el estómago

Pesticidas que se emplean para atacar plagas en los frutales, la sarna y las pulgas pueden ser el origen del mal. Así lo ha demostrado en ratones un investigador gallego de 31 años «emigrado» a Alemania, Paco Rego.

La bombilla se le encendió mientras veía el CD de la reunión en su apartamento. Un hombre bastante mayor que él, de pelo cano y frente despejada, al que Paco conocía de sobra por los libros, acababa de dejar en el aire una idea sorprendente. Los sabios llegados, en 2005, desde todas partes del mundo a Berlín le escuchaban atentos en directo.

Decía el veterano patólogo Heiko Braak, de 68 años, que en el Párkinson no sólo el sistema nervioso central está alterado (como ya era conocido), sino que lo está también el intestino. Pero ni él ni nadie sabían por qué. Paco, recuerda ahora, se quedó pensativo. «Me llamó tanto la atención que en los días siguientes me puse a darle vueltas al asunto de una manera impaciente», explica el médico coruñés Francisco Pan-Montojo Puga, 31 años, desde su laboratorio en Dresde (Alemania). «Pedí una beca a la Fundación Barrié de la Maza y me puse a estudiar aquello que tanto me había sorprendido al ver aquel CD. Y tuve suerte. He dado con una tecla del Párkinson muy importante para el desarrollo de tratamientos preventivos más eficaces».

 

Cuatro años después, a razón de 12 horas diarias de experimentos y mucho pensar, Paco, como gusta que le llamen, ha podido cantar eureka. Ha descubierto la ruta que la enfermedad sigue en el organismo: comienza, según él, en el sistema nervioso del intestino y desde ahí emigra al cerebro en cuyas neuronas el mal se instala definitivamente produciendo temblores, rigidez y otros trastornos característicos. El origen, asegura el científico gallego, está en los pesticidas, entre ellos, la rotenona, un tóxico ecológico que se emplea para eliminar las plagas en los frutales, la sarna y las pulgas. Lo que hizo fue suministrar el producto mediante una sonda gástrica en concentraciones tan bajas que no se detectaban en el sistema nervioso central ni en la sangre periférica, pero sí en el intestino, donde se producía un efecto demoledor.

«Lo he podido demostrar con los ratones: los pesticidas que ingerimos y el Párkinson están relacionados», explica Paco. «Al mes y medio de haberles suministrado el tóxico, la enfermedad ya da señal en los animales. Hemos conseguido por primera vez un modelo animal que reproduce el Párkinson desde el principio hasta la aparición de los síntomas motores. Cuando esto ocurre en los humanos, el mal progresa de manera acelerada e imparable. No hay cura».

El hallazgo, publicado en la revista científica PloS One, de la Public Library Science (http://www.plosone.org/home.action) estadounidense, de acceso libre -las demás cobran 700 dólares a los científicos por publicarles los artículos y 30 a quien quiera leer un trabajo cualquiera- ha llegado en un momento de reflexión y cambio. Son cada vez más numerosas las voces cualificadas que abogan por una manera nueva de interpretar esta enfermedad neurodegenerativa [afecta a más de 130.000 personas en España, el 20% con menos de 50 años] y su propio tratamiento. «Lo que usted ha hecho cambiará la forma de ver y tratar el Párkinson», fue lo primero que oyó Paco de su jefe de investigación, el anatomista Richard Funk, de la Universidad Técnica de Dresde donde el joven doctor ha realizado el estudio dentro de un programa internacional tutelado por el prestigioso Instituto Max Planck de investigación alemán.

Fue su padre, ingeniero de caminos, quien le animó a cruzar los Pirineos. Por eso, cuando oye los parabienes de estos días, Paco se los toma en parte como una especie de ajuste de cuentas con el pasado. «En casa me decían que eligiera otra profesión que me permitiera vivir mejor, que eso de ser investigador era muy duro en España. Y vaya si lo es. Pero soy feliz así. Yo volvería encantado a mi tierra, aún soy joven y puedo dar todavía más de mí, pero sé que no tendría los apoyos que me dan en Alemania», se lamenta otro más del extenso pelotón de cerebros exiliados. En septiembre de 2005 Paco ponía rumbo a Dresde para trabajar como médico residente en el departamento de Neurología del Hospital Universitario Carl Gustav.

-Imagino que sus hallazgos del Párkinson estarán patentados.

-Sí, están a mi nombre.

-¿El laboratorio donde usted investiga no se lleva nada? Suele ser lo habitual...

-Ni un euro. No lo aceptaron. Me dijeron que como ellos no pagaban el estudio, pues en este caso el dinero lo pone la Fundación Barrié de la Maza, no les parecía justo participar económicamente de lo que pueda generar mi investigación.

-¿Ha hecho el cálculo?

- Noooo [risas]. El objetivo no es necesariamente forrarme, sino forzar a las empresas a que inviertan en la investigacion y desarrollen fármacos basándose en mi modelo. Estoy casi seguro de que se abrirá un abanico nuevo de medicamentos. ¿Cuánto dinero supone eso? Ni idea. Ahora bien, si a un laboratorio le interesa mi trabajo, ya sabe cómo encontrarme.

Podría ser un filón. Según los cálculos más optimistas, el número de pacientes con «parálisis agitante» -así llamó en 1817 el médico británico James Parkinson a la enfermedad que décadas después llevaría el apellido de su descubridor- se doblarán en 25 años en todo el mundo. Entonces habrá alrededor de 15 millones de personas diagnosticadas, siendo China el lugar con la tasa más alta, por encima de la mitad de los casos.

-¿Cree que lo que ha visto en los ratones se puede trasladar a los humanos?

-Claro, es cuestión de tamaño.

 

LAS CLAVES
El pesticida Autorizado. La rotenona es uno de los pocos insecticidas que la Unión Europea permite usar en la agricultura ecológica. La OMS lo clasifica como «moderadamente peligroso».

Oferta Blanco e inodoro. Comercialmente, el pesticida se vende en distintos envases (fotos inferiores), como polvo cristalizado de color blanco, inodoro e insoluble en agua.

Parálisis Por contacto o ingestión. Así actúa este producto sobre el sistema nervioso de los insectos, impidiendo su desarrollo e inhibiendo la respiración celular. Finalmente, el animal se paraliza y muere en poco tiempo.

Pescado Especies foráneas. En Estados Unidos, las Islas Vírgenes y Hawai la rotenona se utiliza legalmente a gran escala para aniquilar los peces exóticos que llegan a sus ríos. Es la forma elegida para recuperar las poblaciones de peces nativos de agua dulce.

 

Fuente: elmundo.es

Acepto

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Declaraciones Generales sobre el Portal

Este servicio de Portal de Internet https://unidoscontraelparkinson.es/ y https://unidoscontraelparkinson.com/ y sus subdominios (en lo adelante denominado Portal) tiene como único propósito, informar y educar al público; y no el de aconsejar, instruir o recomendar con respecto a ningún material, problemática, situación o individuo. Todo tipo de información, datos, textos, programas de computación, mensajes, comunicaciones, consejos, opiniones, declaraciones, fotografías, gráficos, material auditivo o audiovisual, u otros materiales contenidos en este Portal (en lo adelante denominado Contenido) el cual le será proporcionado sin ningún tipo de garantías ya sean expresas o implícitas y no deberá ser considerado completo o exhaustivo.

Para su conveniencia, el Portal proveerá acceso directo a sitios de Internet de proveedores ajenos a UCP a través de hiperenlaces. Estos sitios son controlados y propiedad de terceros no asociados a UCP, por lo cual UCP no garantiza la disponibilidad, integridad, exactitud, utilidad, puntualidad, fiabilidad, así como tampoco garantiza los resultados del uso de cualquier información o materiales ofrecidos por proveedores ajenos a UCP. Usted acepta que la utilización de sitios de Internet de proveedores ajenos a UCP, es y será a su propia cuenta y riesgo. Usted acuerda que bajo ninguna circunstancia UCP será responsable por las informaciones o contenidos que se obtengan a través de las conexiones que se realicen desde nuestro Portal. UCP no se hace responsable de ningún error u omisión, pérdidas o daños que resulten de la utilización de la información o materiales contenidos en sitios de Internet de proveedores ajenos a UCP.

Usted no deberá asumir que los sitios de Internet de proveedores ajenos a UCP, a los que puedan acceder directamente a través de nuestro Portal, son sitios constituidos o avalados por UCP o por las personas que operan, mantienen, o patrocinan este Portal. De igual manera, usted no deberá asumir que UCP avala o recomienda el Contenido, la información, los puntos de vista u opiniones, ni los productos o servicios ofrecidos y publicados en los Portales de proveedores ajenos a UCP

La información sobre temas de salud ofrecida por UCP tiene un fin educativo. No recomendamos tomar o dejar de tomar acciones, basado única, parcialmente y exclusivamente en el Contenido. Esta información no ha sido creada con el propósito de aconsejar, instruir, diagnosticar o dar recomendaciones con respecto a cualquier enfermedad, dolencia, o condición física, y no debe ser considerada como información completa o definitiva. Usted no deberá interpretar que el Contenido sugiere ningún tipo de tratamiento, dieta, medicina o programa de salud. Esta información no sustituye una visita o consulta a su médico u otro proveedor calificado de servicios de salud. Usted no deberá actuar basado en la información contenida en este Portal sin antes asesorarse con su médico. Consulte siempre con su médico antes de comenzar cualquier tratamiento, medicina, dieta o programa de salud. Usted nunca deberá de hacer caso omiso de los consejos o advertencias de su médico o de otro proveedor calificado de servicios de salud, así como tampoco deberá postergar su visita al médico basado en alguna información que usted haya leído en el Contenido.

El único objetivo de UCP es de educar a través del aporte de información general; por lo que usted no deberá tomar acciones, o abstenerse de tomar acciones basado única, parcialmente y exclusivamente en el Contenido de estas páginas. Esta información no ha sido creada con el propósito de aconsejar, instruir o recomendar con respecto a ningún material, problemática, situación o individuo, y no deberá ser considerada completa o definitiva. Usted no deberá actuar o abstenerse de actuar basándose en alguna información que usted haya leído en estas páginas, sin antes obtener consejo u opinión de un profesional capacitado en el tema correspondiente.

Información legal no ha sido creada con el propósito de dar consejos legales, instruir o recomendar con respecto a ningún material, problemática, situación o individuo. Cuando hablamos de leyes y regulaciones en el Contenido así como también de nuestros derechos bajo las respectivas leyes y regulaciones, lo hacemos con la única intención de que usted tenga el conocimiento básico de cómo operan las leyes. No estamos intentando darle ninguna solución a problemas legales que usted pueda tener en particular. En conformidad con lo anterior, usted no deberá actuar, o abstenerse de actuar, basándose en alguna información que usted haya leído en este Portal, sin antes obtener consejo u opinión de un abogado. De igual forma, usted no deberá esperar contratar a un abogado o ignorar su consejo legal basado en algo que usted haya leído en el Contenido

Usted acepta y acuerda que al divulgar historias, materiales, ideas, mensajes, datos, o cualquier otra forma de comunicación (en lo adelante denominado "Comunicación") a través de estas páginas, usted no está creando obras que estén sujetas a derechos de autor. Si, de todas formas, cualquiera de dichas Comunicaciones resultan estar sujetas a derechos de autor, usted en este acto le otorga a UCP un derecho y licencia libre de regalías, perpetua, no exclusiva, sin restricciones, y mundial para: (a) usar, copiar, sublicenciar, exhibir, desempeñar, adaptar, modificar, distribuir, promocionar, transmitir, y crear ejemplares derivados de dicha Comunicación; y (b) sublicenciar a terceras partes el derecho no restringido a ejercitar cualquiera de los derechos anteriormente mencionados con respecto a la Comunicación. Las referidas concesiones deberán incluir el derecho de mercadear todas y cualesquiera de los derechos de autor de las correspondientes Comunicaciones.

Usted reconoce y acuerda que UCP no tiene obligación alguna sobre las Comunicaciones o documentos o materiales entregados o presentado por usted ahora o en el futuro. UCP se reserva el derecho de, en cualquier momento y a su sola discreción, remover, bloquear, negar acceso a, negar divulgar, editar o modificar cualquier Comunicación. UCP se reserva el derecho en todo momento, y a su sola discreción, de utilizar y divulgar cualquier información contenida en la Comunicación que sea necesaria para cumplir con cualquier ley, regulación, solicitud gubernamental, u orden de la corte; o a editar, negarse a divulgar o remover cualquier información o materiales que a la sola discreción de UCP sean objetables o que violen las Políticas de Uso.

Como usuario, usted acuerda indemnizar, defender y mantener a UCP  y  terceras partes proveedores de Contenido, libres de daños y de todo reclamo, responsabilidades y obligaciones, costos y gastos (incluyendo honorarios y costos de abogados) que se generen de, o relacionen con, la utilización de su Comunicación y estas páginas, así como también de su participación en cualquier Comunicación.

Ciertos canales y secciones de este Portal tiene declaraciones adicionales tales como: FOROS. Las correspondientes declaraciones podrán ser encontradas en la primera página de cada sección. Por favor, lea las declaraciones adicionales antes de acceder o utilizar cualquiera de las secciones.

Línea editorial de UCP

© 2017 - Unidos contra el Parkinson

Please publish modules in offcanvas position.