Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

Parkinson: neuronas destruidas por tres ataques simultáneos

En un estudio que revela la foto más clara hasta la fecha de la muerte de neuronas en la enfermedad de Parkinson, los investigadores de Columbia University Medical Center han descubierto que un trío de "killers" que actúan en concierto es el responsable de la muerte de las células del cerebro.

El estudio, publicado en el número 30 de abril de la revista Neuron, mostró que tres moléculas - el neurotransmisor dopamina, un canal de calcio, y una proteína llamada alfa-synuclein - actuar conjuntamente para matar a las neuronas.

El descubrimiento le da a los investigadores una nueva comprensión de cómo guardar las neuronas, por ejemplo, los autores del estudio, Eugene Mosharov, Ph.D., científico asociado de investigación, y David Sulzer, Ph.D., profesor de neurología y psiquiatría en el Centro Médico de la Universidad de Columbia .

"A pesar de las interacciones entre las tres moléculas son complejas, la otra cara es que ahora vemos que hay muchas opciones disponibles para rescatar a las células", dice el Dr. Mosharov.

Los síntomas de Parkinson - incluyendo incontrolables temblores y dificultad para mover brazos y piernas - se debe por la pérdida de neuronas de la sustancia negra, una región del cerebro

Los investigadores habían sospechado que la dopamina, alfa-synuclein y los canales de calcio participaban en la muerte de las neuronas.

El nuevo documento, junto con estudios previos, con la Dra. Ana María Cuervo en Albert Einstein College of Medicine, demuestra que es la combinación de los tres factores que mata las neuronas.

Los estudios encontraron que las neuronas mueren debido a que los canales de calcio conducen a un aumento de la dopamina en el interior de la célula, el exceso de dopamina entonces reacciona con el alfa-synuclein para formar complejos inactivos, y los complejos limitan en la célula la capacidad de eliminar los residuos tóxicos que se acumulan en la célula a través del tiempo. Los residuos finalmente matan a la célula.

Las neuronas pueden sobrevivir si sólo uno de los tres factores falta, han descubierto los Dres. Sulzer y Mosharov . "Puede ser posible para salvar a las neuronas y poner fin a la enfermedad de Parkinson al interferir con sólo uno de los tres factores", dice el Dr. Mosharov.

Esto significa que un medicamento ya en los ensayos clínicos - que bloquea los canales de calcio involucrados - puede trabajar para frenar o detener la progresión de la enfermedad, un logro que ninguno de los actuales tratamientos para la enfermedad de Parkinson puede lograr.

Buena dopamina; Mala dopamina

La idea de que la dopamina contribuye a la muerte de las neuronas puede parecer paradójicA, ya que la mayoría de Pacientes de Parkinson tomar L-DOPA para aumentar la cantidad de dopamina en las células.

El nuevo estudio muestra que es la ubicación de la dopamina en el interior de las neuronas que determina su toxicidad.

En la mayoría de las neuronas, la dopamina se envasa en el interior de los compartimentos que se envían al borde de la célula donde la dopamina es liberada. El motor de los síntomas de Parkinson surgen cuando la cantidad de dopamina liberada por las células disminuye. L-dopa mejora los síntomas al impulsar la cantidad de dopamina liberada por las células. En la medida en que la dopamina se mantiene dentro de los compartimentos antes de que sea puesto en libertad, esta es segura.

Fuera de los compartimientos en el citoplasma de la célula, sin embargo, los Dres. Sulzer y Mosharov encontró que la dopamina - en combinación con el calcio y alfa-synuclein - es tóxica.

Nueva idea para el tratamiento

Un mejor tratamiento, los investigadores dicen, puede ser el de impulsar más la dopamina en los compartimentos en los que no tiene ningún efecto tóxico sobre la célula.

"Eso sería un tratamiento de mágico", dice el Dr. Mosharov. "No sólo sería parar la muerte de las células y la progresión de la enfermedad, al mismo tiempo mejorar los síntomas del paciente, dando a sus neuronas mas dopamina para liberar".

Dres. Sulzer y Mosharov están trabajando actualmente en las terapias genéticas que podrían realizar esta hazaña, pero advierten que serán necesarios años antes de que dicho tratamiento está listo para los ensayos clínicos, si alguna vez llega a ellos.

Fuente: Centro Médico de la Universidad de Columbia (noticias: web)

 

Please publish modules in offcanvas position.