La fatiga y la enfermedad de Parkinson, consejos prácticos

Fatiga ParkinsonLa fatiga es uno de los síntomas de la enfermedad de Parkinson mas común y frustrante. Se puede sentir tanto fatiga física como mental, por falta de sueño, así como por la apatía, otro síntoma común.

El dolor de los síntomas como la rigidez puede hacer difícil conciliar el sueño. El insomnio es también común con el Parkinson y puede causar que el cansancio durante el día sea peor. El insomnio y la somnolencia diurna también pueden ser efectos secundarios de los medicamentos de Parkinson.

Además de hablar con el médico, realizar cambios en la rutina, actividades físicas o medicamentos pueden ayudar a sentirse con más energía. Unos consejos para ajustar el estilo de vida que hemos encontrado en la comunidad de personas con Parkinson pueden ser útiles contra la fatiga.

Si te sientes agotado durante el día, hable con su médico. Un cambio en los medicamentos puede ayudar

Administra tu energía. Trata de ir a la cama un poco antes si el día siguiente va a ser ocupado. Sigue tu propio ritmo durante el día, y procura de tomar un breve descanso si es posible.

Hacer ejercicio regularmente. Algunas personas encuentran que comenzar el día con una caminata o una sesión de yoga les ayuda a sentirse con energía el resto del día. La investigación sugiere que el ejercicio vigoroso antes de acostarse puede hacer dificultar el dormir, pero unos pocos estiramientos de yoga o cardio ligero puede ayudar a tomar el sueño más fácil.

Una siesta corta. Siestas más largas demasiado tarde en el día pueden interrumpir el sueño, por lo que el objetivo es descansar de 10 a 30 minutos alrededor de 14:00 o las 15:00 horas.

Respetar un horario regular. Procura ir a la cama a la misma hora y levantarte a la misma hora, incluso los fines de semana. Si estás teniendo problemas para conciliar el sueño, levantate de la cama y lee o haz otra actividad relajante. Leer o ver la televisión en la cama puede alterar tu horario.

Procura divertirte. Puede sonar obvio, pero encontrar actividades que te hacen sentir con más energía puede ayudar. Pasar tiempo con un amigo divertido, participar en una actividad que te apasiona o ver una película entretenida.

Trata de reducir el estrés. El estrés empeora la fatiga. Si te sientes estresado, el ejercicio, la meditación, la lectura o cualquier otra cosa que encuentre relajante puede ayudar. Un estudio encontró que escribir acerca de sus factores de estrés y "narrativa personal" también puede ayudar a aliviar el estrés.