Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

To be or no to be?


“Hamlet” es una obra magistral del escritor inglés William Shakespeare, en donde temas tan vigentes como: la traición, el amor, la venganza y la amistad, van siendo desarrollados de una forma única e incomparable.
Hamlet, el protagonista de la obra es un joven decepcionado de su entorno, un entorno corrupto que ha perdido todo su esplendor después de la muerte del padre de Hamlet, el Rey de Dinamarca.
Hamlet se siente traicionado por su madre, la cual se ha casado con el hermano del Rey, su hermano Claudio, sin siquiera hacer duelo por su esposo recién muerto.
Hamlet comienza a ver todo desde un punto totalmente diferente a como estaba acostumbrado a ver.
Hamlet está comprendiendo que lo externo es sólo la envoltura de todo un mundo interior que le proporciona incertidumbre.
Al criticar Hamlet todo su entorno, es dado por loco, por alguien que está “fuera de sí”.

Esto me llama mucho la atención, porque ¿no es algo que vemos hoy en día?
Cuando alguien comienza a criticar nuestra forma de relacionarnos, de vivir y de sentir, lo primero que hacemos es darlo por “raro”, por alguien que no sabe nada, y que solo critica porque es “un resentido social”.
Pero, ¿es así? ¿No tendrán éstos “resentidos sociales” algo importante que decirnos?
El cómo estamos llevando nuestra sociedad nos debería hacer cuestionarnos el porqué éstos “locos” (que probablemente están “algo” más cuerdos que varios de nosotros) critican nuestro quehacer diario.


Y ahora estamos a punto de enfrentarnos al Gran cuestionamiento de Hamlet, “el ser o no ser”, el vivir o morir, el seguir o detenerse y dejar que todo continúe pero sin nosotros.


“¡Ser o no ser: He aquí el problema!

¿Qué es más levantado para el espíritu: sufrir los golpes y dardos de la insultante fortuna, o tomar las armas contra un piélago de calamidades y, haciéndoles frente, acabar con ellas? ¡Morir..., dormir; No más!
¡Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne!
¡He aquí un término devotamente apetecible!
¡Morir..., dormir! ¡Dormir!...¡Tal vez soñar!

El monólogo del ser o no ser también puede ser interpretado como una duda ontológica, es decir, como un cuestionamiento sobre el constituirse o no, o bien, como el constituirse de esta o aquella manera.

"Hamlet es a la vez un héroe y un soñador, duro y suave, cruel y gentil, brutal y angélico, como un león y como una paloma. Uno por uno, estos juicios están todos equivocados. Juntos son todos correctos."
Harold C. Goddard: The Meaning of Shakespeare

Please publish modules in offcanvas position.