Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

Poder des-armarse…en seguridad:



Hacer grupo, buscar encuentros… sentirse unidos al enfrentar duras realidades, es algo muy positivo y necesario. Nos brinda apoyo, un espacio, ya sea a través de Internet, o en encuentros trabajando por nuestro objetivo.
Frente a diversas situaciones, los seres humanos nos sentimos sobrepasados, necesitamos del otro, de alguien que nos brinde la comprensión, un oído, y quizás un hombro, para des-armarnos con cierta seguridad.
¿Por qué sucede esto? Porque los cambios, cuando son trascendentales, requieren vivir un proceso de aceptación, de asumir nuevas realidades, de transformaciones en la vida. Una real transformación implica perder control y estabilidad, desaprender y encontrar nuevas maneras. Quien pasa por este proceso, siente que tanto su persona como su vida están cayéndose a pedazos.
En psicoterapia, se utiliza un concepto que bien podría aplicarse en situaciones de grandes cambios personales: contención. Contener es un recurso psicológico invisible, que los terapeutas usan para ayudar a las personas a sentirse lo bastante seguras como para pasar por una transformación. Los buenos terapeutas tienen la capacidad de sostener psicológicamente a las personas, para que puedan "romperse" y luego volver a juntar sus pedazos, reconstruirse y reinventarse de maneras que apoyen su desempeño en el mundo exterior. Contener es el arte de ser lo bastante "psicológicamente robusto" como para permitir que otras personas pasen por cualquier tipo de humor, rebelión, drama y tragedia que necesiten hasta encontrar su propio equilibrio.

Cuando nos sentimos "enteros", podemos dar a otros el espacio que necesitan para crecer y la seguridad de saber que no están solos mientras pasan por esos momentos. El proceso de aprender a "contener otras personas" implica ser capaz de lidiar primero con nuestro propio caos interno, para ser lo suficientemente amplios como para "extender nuestros límites" y permitir que la otra persona se sienta segura en nuestra presencia, sin que se vea sofocada por nuestras necesidades o demandas.
Todos alguna vez necesitamos "contención”. Necesitamos de alguien que nos "sostenga" psicológicamente mientras encontramos el tiempo y el espacio necesario para volver a armarnos psicológicamente. Pero muchas veces puede suceder que, nuestras parejas, amigos o personas cercanas no son muy "dotados" en este arte. Cuando caemos a pedazos, ellos suelen ir aún más allá y caen más violenta y rápidamente. Si -de algún modo- quienes nos escuchan se acordaran de la palabra contener, comprenderían que en medio de la devastación tenemos la necesidad de escuchar algo como: "Mi amor, he visto que es muy complicado lo que estas pasando, y has estado trabajando tanto… eso es desgastante. ¿Te preparo un baño? Quizás te gustaría una taza de té... En un día o dos, seguramente podremos volver a conversar sobre estos problemas y veremos qué puede hacerse. "

Please publish modules in offcanvas position.