Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

El niño del pijama a rayas

Una película mas sobre el holocausto judío, todos sabemos que fue terrible pero también es cierto que nos lo hicieron saber por activa y pasiva, y eso estuvo bien, denunciar lo que pasó, apelar a los sentimientos. Pero ya cansa, y en lo que se abunda demasiado termina por perder efecto.
La historia del niño con... exagera demasiado la inocencia que al final lleva al niño a la muerte.
Ahí difiero. Un niño de 9 años y de muchos menos, si bien no sabe a veces que pasa, sabe que algo pasa.
Nada como la intuición de un niño (posiblemente debido al instinto de supervivencia) detecta que algo no anda bien y en este caso ¡nada bien!
¿Cómo un niño se muda desde chalet a un campo de concentración sin ver que la cosa no es normal?, ¿cómo toma por granja lo que es un patíbulo?
¿No se da cuenta del silencio significativo de los padres?... ¿del aspecto lamentable del criado judío médico? ¿Su miedo? ¿El susto de la madre en la escena que llega a la casa y el niño es curado por el criado judío?
El joven nazi tan malo... los niños tan inocentemente tiernos...
La película se cae sola.
Lloró mucho la gente. Una vez mas compruebo la facilidad de emoción epidérmica de gentes que jamás te preguntarían en un of ¿se encuentra bien señora?
Tienen su finalidad estas pelis además de la denuncia del holocausto. La de hacernos sentir "buenos por un rato"...Después la vida sigue.
Entré en el servicio del cine a tomarme mis pastillas. Vi a una chica retocándose, se encontró a una amiga y hablaron sobre lo fuerte que era la película, había llorado, por eso se pintaba, explico. Tenía cita y debía quitarse ese malestar holocaustico de encima.
Hay muchos enfermos de pijamas detrás de las rejas del ordenador, encadenados a esperanzas que no salen en películas de gran tirada, "héroes de zapatillas" que dijo el amigo Vélez.
Silenciosos capitanes de truenos de papel. Gritos y susurros sobre cuadriláteros de cristal. Santos inocentes sin día en el santoral, buscando un Santo Grial que no llega y las más de las veces pidiendo a Dios solamente, ¡que amanezca, que no es poco!

Carmen

Please publish modules in offcanvas position.