Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

Parkinson, aeropuertos y personal de control

Lo habitual en las cartas a los periódicos enviadas por los enfermos de Parkinson o sus familiares vienen a relatar episodios humillantes o vejatorios protagonizados por funcionarios públicos, agentes de las fuerzas del orden o incluso personal sanitario, cuyas víctimas han sido los afectados.

En esta ocasión es grato constatar como una persona afectada de Parkinson desde hace muchos años, se dirige al periódico de Menorca para agradecer la atención y el trato humano que les brindó en todo momento el personal del local aeropuerto en un momento de suma dificultad debido a la enfermedad de Parkinson.

Aquí reproducimos el texto integral de la carta enviada por María Moreno Alvaro al periódico de Menorca.

Menorca: Preciosa isla con encanto

Gracias por vuestra despedida.

Quiero hacer constar mi testimonio y agradecer a los empleados del Aeropuerto de Menorca la ayuda que me prestaron… viendo que los síntomas manifestados por mí eran los de la enfermedad de Parkinson.

Leo frecuentemente que los  enfermos de Parkinson se quejan de que la gente aunque les vea en off, no suelen prestarles ayuda. No dudo que esto puede ocurrir, pero en mis 38 años que llevo con la enfermedad las pocas veces que necesité ayuda, amablemente me la prestaron.

Mi marido y yo hemos pasado siete felices días en  Menorca… con personas fantásticas, que  nos hicieron ver Menorca  y su atractivo natural.

La semana pasó y regresamos a nuestro  punto de partida, Navacerrada, que por ser un pueblo maravilloso  me siento enamorada de él, pero después de visitar vuestras islas, admito que algo mío se quedó en ellas.

La vuelta era a las nueve de la mañana… y teniendo que estar allí pronto, tomé la medicación en el camino. Llegamos al aeropuerto antes de que la medicación llegara a mi cuerpo, notando ya la falta de movilidad y sin decir nada, iba aguantando a ver si podía llegar antes que mis pies se quedasen inmovilizados, ya que mi objetivo era no preocupar a mis acompañantes y no ser un obstáculo para ellos… Pero no fue así  ya que al llegar al control de la Policía mis pies se negaban a andar y al verme la señorita que controlaba el paso en los pasillos de cintas, muy amablemente me abrió el paso hasta donde se depositan los objetos personales para pasar por el scaner, dejando también, que pasara mi amiga. Al intentar pasar por el arco de detección, mis pies pegados al suelo no permitían mi marcha y tuve que ser ayudada por el personal del control que se deshizo en atenciones conmigo.

Gracias por todo lo que por mí hicisteis, quedando en mí el recuerdo de algo que no pude evitar… ver la preocupación en vuestros rostros por lo que a mí  me pasaba.
Mi off, se pasó pronto y con él mi olvido, de nada sirve recordar lo que no es agradable si ya lo has vivido.

MARÍA MORENO ÁLVARO
Madrid

 -------------------------

http://www.menorca.info/opinion/336661/cartas/lectores

{snippet valor9}

Please publish modules in offcanvas position.