La comunidad de personas con Parkinson llora la perdida del "mas grande": Muhammad Alì

Muhammad Ali

Muhammad Ali
Muhammad Ali saltó a la fama como un boxeador campeón, pero su legado se extiende mucho más allá del mundo de los deportes. Muhammad era un filántropo humanitario y caritativo cuya valiente lucha con la enfermedad de Parkinson ha sido una inspiración para los pacientes, médicos e investigadores en todo el mundo.

En septiembre de 1984, se le diagnosticó que padecía Parkinson.

Desde entonces luchó contra la progresión del mal. Su imagen se ha hecho si acaso más célebre entre el público en este tiempo. Todavía se recuerda su emotiva presentación en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Atlanta donde no sólo mostró las huellas que el Parkinson estaba dejando en su cuerpo, sino que, entre aplausos y vítores, reclamó su momento en la historia del deporte.

El legendario púgil también había sido hospitalizado varias veces más en los últimos años, incluyendo a principios de 2015, debido a una infección urinaria severa después que inicialmente se le diagnosticara una neumonía.

Ali se mostraba cada vez más débil en sus apariciones públicas, la última ocurrida el pasado 9 de abril cuando llevaba gafas de sol y estaba inclinado en la cena de la noche anual de Celebridades del Boxeo que se celebro en Phoenix y que recauda fondos para el tratamiento de la enfermedad del Parkinson.

Después de 32 años de luchar contra la enfermedad de Parkinson, Muhammad Ali murió a la edad de 74 años