Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

Los fármacos de liberación retardada son el futuro del tratamiento del parkinson

El experto en trastornos del movimiento, Víctor Campos Arillo, aseguró que estos medicamentos permiten que los síntomas no aparezcan y desaparezcan de forma brusca en el enfermo.

La utilización de fármacos que se liberan de forma controlada, retardada y uniforme a lo largo del día es uno de los futuros tratamientos para la enfermedad de Parkinson que se está investigando por parte de los expertos, tal y como explicó a ‘El Faro’ el director del área de Neurociencia del hospital Sanit de Benalmádena y doctor del Servicio de Neurología del Hospital Quirón de Málaga, Víctor Campos Arillo, quien participó en la pasada reunión anual que la Sociedad Andaluza de Neurología organizó en Melilla.
Este nuevo tipo de tratamiento permite que la toma sea más sencilla, pasando de tres veces al día a una, y que el estímulo en el cerebro sea más uniforme, por lo que los síntomas no aparecerán y desaparecerán de forma tan brusca.
 

La enfermedad

El Parkinson es una patología que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos. Se manifiesta a partir de que en una zona del cerebro se produce una importante pérdida de neuronas encargadas de controlar y coordinar los movimientos.
Algunos de los síntomas de esta patología son el temblor en reposo que lo padecen un 75 por ciento de los enfermos y que desaparece al adoptar una postura o al ejecutar una acción; la lentitud en los movimientos que han difícil realizar habilidades precisas como coser o afeitarse; y los trastornos posturales que suelen aparecer en las fases más avanzadas y en durante los cuáles el paciente puede sufrir bloqueos de la marcha con pequeños pasos sin avanzar en el desplazamiento.
Otros síntomas asociados pero secundarios son el cambio en el tono de voz, el semblante es menos expresivo, disminución del sentido del olfato y aparición de cambios psíquicos como la ansiedad, la depresión o trastornos del sueño.

Tratamiento precoz

El experto en trastornos del movimiento, Campos Arillo, indicó que los nuevos tratamientos se están enfocando a la estimulación  de lo que el parkinson es deficitario, el sistema dopaminérgico, que es una estimulación más continua del cerebro de la persona que ayude a reducir las complicaciones de la actividad motora.
“Este nuevo tipo de tratamientos son muy interesantes por el resultado que están dando, ya que mejoran de forma evidente la calidad de vida de los pacientes”, aseguró añadiendo que “la tendencia es que se trate a los pacientes muy pronto, no sólo en parkinson, sino en otras enfermedades neuronales”.

Intervenciones quirúrgicas

La terapia de Estimulación Cerebral Profunda (DBS Therapy) es un tratamiento quirúrgico que puede reducir algunos de los síntomas asociados a la enfermedad de parkinson. Se trata de un dispositivo implantado en cerebro que estimula eléctricamente la zona bloqueando las señales que causan los síntomas motores incapacitantes. Un similar es el marcapasos para los enfermos cardiacos.
Este experto en trastonos del movimiento afirmó que este tipo de terapia “está muy asentada y sus resultados están reconocidos, a la vez que son muy buenos, ya que mejora mucho los síntomas  y permite reducir el tratamiento farmacológico con lo cual las complicaciones que se derivan de la ingesta de estos medicamentos se reducen también”.

Mecanismo con recarga externa

El tiempo de duración de este dispositivo en cerebro del paciente es todo aquel que el cuerpo aguante, tal y como indicó Campos Arillo, puesto que incluso hay nuevos sistemas de recambio de  pila o incluso se recarga desde fuera este dispositivo.
Así, uno de los principales problemas que tenía este sistema no era  la operación o el electrodo sino todo el sistema de conexión hasta la pila, por lo que los nuevos dispositivos de carga externa van a minimizar estas complicaciones.
“Las investigaciones futuras estarán derivadas hacia nuevos fármacos, ya que es donde se guardan mayores expectativas, por ejemplo para buscar otros sistemas que no sean dopaminásicos o centrarse en la  investigación  con células madre”, afirmó  Campos Arillo.

Articulo original:          El faro digital

Please publish modules in offcanvas position.