Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

Parkinson y el efecto placebo: "eppur si muove"

Jon Stoessl, director del Centro de Investigación Pacific Parkinson de la Universidad de British Columbia, en Vancouver, estudió el efecto placebo con pacientes con Parkinson.

Uno de los requisitos era que los pacientes dejaran de tomar su medicación y en cambio tomaran otra píldora que no contenía nada.

Los pacientes, por supuesto, no sabían que se estaba investigando sobre el efecto placebo.

El hecho es que al cabo de media hora los pacientes se encontraban como si hubieran sido medicados. Lo que se descubrió es que el placebo puede hacer que los niveles de dopamina se eleven lo mismo que las anfetaminas.

La novedad de este estudio es que se escaneó el cerebro de los pacientes cuando experimentan el efecto placebo. Sin embargo el efecto dura poco, de lo contrario no sería necesaria la medicación. Pero lo interesante es que la dopamina no proviene de un fármaco sino de nuestro propio cerebro.

Y lo mismo ocurre con los analgésicos, tal y como afirma Tor Wager profesor de la Universidad de Colorado, que estudia lo que ocurre en el cerebro cuando las personas reciben un placebo y piensan que es analgésico. El placebo actúa liberando en el cerebro opioides endógenos, la morfina del cerebro.

El resultado de estos estudios demuestra que el efecto placebo emplea las mismas vías neuronales de control del dolor que la morfina.

Los fármacos funcionan porque nuestros cerebros tienen receptores de los medicamentos que nos prescriben, se deduce por lo tanto que hay algún tipo de sustancia química endógena en nuestro cerebro que el cerebro produce y que interactúa con dichos receptores. “Los receptores evolucionan para responder a esas sustancias químicas naturales.” Nuestro cerebro actúa como una farmacia natural y suministra de una u otra forma dosis de sustancias químicas para detener el dolor o para que lo sintamos, para devolvernos las energías o para menguarlas.

Los medicamentos procuran imitar la actividad de los químicos producidos así por nuestro cerebro.

Sin embargo, el efecto placebo no funciona en todo el mundo. Además, ¿por qué en los pacientes con Parkinson se elevan los niveles de dopamina y en los que padecen de migrañas se elevan los niveles de opiáceos?

Los resultados de estos estudios demuestran que nos falta mucho por saber sobre cómo actúa exactamente el efecto placebo.

Please publish modules in offcanvas position.