Enfermedad de Parkinson, información, noticias, tratamientos, fármacos, investigación, terapias.

Parkinson, dopamina y otros neurotransmisores

Este mes la Doctora Carolina Cebrián nos ayuda a entender más detalles relativos a la noticia En el Parkinson la dopamina no lo es todo publicada recientemente.

La dopamina es un neurotransmisor sintetizado principalmente por las células de una región cerebral denominada sustancia negra pars compacta. Las neuronas de dicha estructura degeneran en la enfermedad de Parkinson, la cual se caracteriza por un déficit de dopamina y una serie de síntomas asociados (principalmente motores).

Uno de los principales tratamientos que se les administra a los pacientes afectados de Parkinson es la L-DOPA, que es el precursor metabólico de la dopamina.

Este compuesto ha resultado bastante eficaz como medicamento, ya que cruza la barrera hematoencefálica (cosa que la dopamina no puede hacer) y una vez que ha penetrado en el encéfalo se convierte en dopamina. Este tratamiento elimina generalmente la debilidad motora, la disminución del movimiento y en algunos casos el temblor.

Sin embargo, también va asociado con una serie de efectos adversos; el uso prolongado de L-DOPA se asocia a una pérdida progresiva de eficacia, tras la cual muchos de los pacientes evolucionan hacia una fase descompensada de la enfermedad caracterizada principalmente por disquinesias y fluctuaciones motoras (movimientos involuntarios como tics, temblores, contracciones, etc.).

Existen otros tratamientos farmacológicos como la administración de agonistas dopaminérgicos, inhibidores de la enzima monoamino oxidasa B o liberadores presinápticos de dopamina. Pero todos ellos están fundamentados sobre la base de que el déficit de dopamina es el único responsable del Parkinson. Si las terapias basadas en administrar algo que supla esa falta de dopamina no acaban de ser exitosas y sobre todo, con el paso de los anos, dejan de ser efectivas. Podría ser que la dopamina no fuese el único factor implicado en este trastorno neurodegenerativo?

En la sustancia negra no todas las neuronas sintetizan dopamina. Existe una gran problación neuronal (denominada sustancia negra pars reticulata) cuyo neurotransmisor es el ácido γ-aminobutírico (mas conocido como GABA). Hasta ahora, se creía que existía una dicotomía perfecta entre ambas subpoblaciones de la sustancia negra: las neuronas de la pars compacta eran únicamente dopaminérgicas mientras que las de la pars reticulata eran GABAergicas.

Un grupo de Harvard liderado por el investigador Bernardo Sabatini ha publicado en la revista Nature que las neuronas de la sustancia negra pars compacta podrían no sólo sintetizar dopamina sino también GABA. Este trabajo ha demostrado que existe una liberación de GABA por parte de las terminales axónicas de las neuronas dopaminérgicas de la sustancia negra pars compacta; dicha liberación no sólo es independiente del transportador vesicular de GABA sino que depende directamente del transportador vesicular monoaminérgico (el cual transporta neurotransmisores como la dopamina, la norepinefrina o la serotonina desde el citoplasma a las vesículas sinápticas).

Este descubrimiento aporta nuevos datos de gran importancia e interés. El hecho de que las terapias farmacológicas actuales para tratar el Parkinson estén basadas únicamente en paliar el déficit de dopamina podría ser una de las claves por las cuales estos tratamientos no acaban de funcionar al 100%. Es posible que una terapia combinada con la que se combata la falta no sólo de dopamina sino también de GABA sea más eficaz.

Sin embargo, antes de poder probar algo así en humanos, habrá que confirmar este hallazgo en modelos animales parkinsonianos donde se puedan separar los efectos provocados por la falta de dopamina y los efectos provocados por la falta de GABA.

Please publish modules in offcanvas position.